Vamos al entrono natural para experimentar y descubrir con nuestro cuerpo el libre movimiento, en armonía, conectando con el lugar, abriendo los sentidos a aquello que parece distinto de mí, pero que enseguida sentimos como una piel propia.

Las hojas secas, las rocas, un árbol, el sonido de los pájaros, los bichitos en las cortezas muertas, sombras y brillos...el olor a tierra mojada, el vaivén de las olas.... la brisa acariciando la piel...Todo es pura inspiración para la creación de movimiento, de imágenes, de poesía.

Observar con atención plena será el punto de partida de , inspirar nuestro baile, nuestro ritual, nuestra creación...

"Las experiencias que hemos vivido han estado llenas de magia. El contacto con los elementos naturales despierta una escucha especial, ejercita la intuición, es un estar muy auténtico, despierta los sentidos, relaja y es excitante al mismo tiempo."

 

Nos trae la humildad de la adapatción al terreno, no será igual nuestra danza en la playa que en el monte, en una cueva o suelo de hojas seca.... Y lo hermoso es que esta comunión nace sola. La comunicación y conexión es directa. 

En el fin de semana facilito distintos espacios con Qi Gong, Danza, Artes Plásticas y audiovisuales,  Meditación y Masaje.